Un trabajador de 59 años, vecino de Orozko, ha fallecido esta mañana, pasadas las 6:00, en su puesto de trabajo en la empresa Aianox de Murga. Al poco de incorporarse al trabajo, se ha sentido mal y ha fallecido; posiblemente, a raíz de un infarto. Con esta muerte, son al menos 71 las y los trabajadores fallecidos en lo que va de año en Euskal Herria, sin olvidar que Joaquiín Beltrán continúa aún desaparecido en el vertedero de Zaldibar desde febrero pasado.

En nota de prensa, el sindicato LAB exige el derecho a volver de nuestros trabajos sanas y con vida. Éste o cualquier otro accidente laboral no son hechos aislados, son reflejo de un modelo productivo en el que prima más la economía que la salud y la vida de la clase trabajadora.

Está demostrado que las malas condiciones de trabajo, las presiones y el estrés son algunos de los factores más importantes en los accidentes cardiovasculares.

Además, los accidentes no traumáticos, los infartos y los ictus, se han convertido en la principal causa de accidentes laborales mortales. El 25% de las y los trabajadores fallecidos en 2020 ha muerto en accidentes no traumáticos. Detrás de los accidentes de trabajo se encuentran las condiciones de trabajo.

La subcontratación, los elevados ritmos de trabajo, las presiones o el autoritarismo provocan estrés, y derivado del mismo, numerosas patologías que tienen que sufrir las trabajadoras y trabajadores. Tenemos claro que los accidentes laborales, traumáticos, no traumáticos o in itinere, no son fruto de la mala suerte o la casualidad, sino resultado de las relaciones laborales, la precariedad, la regulación laboral y la subcontratación.

Por último plantean que la movilización y la lucha son las únicas armas que tenemos para acabar con esta lacra. Necesitamos un cambio de rumbo, un cambio de modelo donde la salud y la vida de la clase trabajadora sea el elemento principal.

Estamos totalmente de acuerdo con estos planteamientos.

BEHARGIN BAT HIL DA AIANOX ENPRESAN, «ISTRIPU EZ TRAUMATIKO BATEAN».

Langile bat hil da gaur Murgako Aianox enpresan, bihotzekoak jota. Ertzaintzak Aiaraldea Hedabideari jakinarazi dionez, eguerdian izan da ezbeharra. LAB sindikatuak gertaera salatu du sare sozialetan: «Langile bat hil da Aianox enpresan (Murga-Aiaraldean) istripu ez traumatiko batean».

Orozkokoa da zendutakoa, eta 59 urte zituen. «Lanean sartu berritan bihotzekoak eman dio, eta lan zentroan hil da», zehaztu dute. Ertzaintza eta larrialdi zerbitzuak bertaratu dira, baina ezin izan dute ezer egin.

LABek oharra plazaratu du gertatutakoa salatzeko. “Elkartasuna eta babesa” adierazi diete sindikatuko kideek hildakoaren senide eta lagunei, eta nabarmendu dute istripu ez-traumatikoak lan-istripuak ere direla. “Ez dira kasualitatez izaten lan orduetan, eta ez dira zorte txarraren ondorio, enpresariek esaten duten bezala. Jakina da lan baldintza txarrak, presioak eta estresa direla bihotzeko istripuak sortzen dituzten faktore nagusienetakoak”.

Mota horretako istripuen gorakada egon dela ohartarazi dute: “Istripu ez traumatikoak, bihotzekoak eta iktusak, bilakatu dira heriotza eragin duten lan istripuen lehenbiziko kausak. 2020 urtean hildako langileen %25 istripu ez traumatikoen ondorioz hil da”. Gauzak hala, lan istripu guztien atzean “lan baldintza eta lanaren ezaugarriak” daudela ziurtatu dute, «azpikontratazioa, erritmo azkarrak, presioa, autoritarismoa… gaixotasunak sortu eta batzuetan langileak heriotzara eramaten dituztenak”.

Horren aurrean “bizitza eta enplegu duinen” aldeko aldarria zabaldu du sindikatuak, “lanetik onik eta bizirik bueltatzeko eskubidea dugulako”.

Guztiz ados gaude planteamendu horiekin

Compartir esto